Popol Vuh: El libro del génesis mesoamericano en 9 puntos

3 comentarios

Conocer la esencia de quienes fuimos, la fuente de nuestra cultura y de nuestras creencias, esto es lo que encierra el Pupol Vuh.

Aunque el Popol Vuh se centra en las narraciones del pueblo quiché (maya guatemalteco) existe una íntima relación con los mayas que habitaron en la península de Yucatán y otras culturas que se extendieron en el centro de México.

Aquí les compartimos los puntos mas destacados.

1. El texto que sobrevivió

A principios del siglo XVIII el Padre Fray Francisco Ximénez inspiró la confianza de los nativos quichés, y consiguió que le dieran a conocer un libro escrito poco después de la conquista española. Es este el Popol Vuh.

2. De autor anónimo

El nombre del autor se ignora en absoluto. Solamente se sabe lo que dice el propio manuscrito, que existía antiguamente un libro llamado Popol Vuh en donde se refería claramente al origen del mundo y de la raza aborigen, y que como ese libro ya no existía, se escribía esta narración.

3. Las tres grandes divisiones

En el Popol Vuh pueden distinguirse tres partes: La primera es una descripción de la creación y del origen del hombre. En la segunda parte se refieren las aventuras de jóvenes semidioses Hunahpú e Ixbalanqué y de sus padres sacrificados por los genios del mal en su reino sombrío de Xibalbay. La tercera parte encierra un caudal de noticias relativas al origen de los pueblos indígenas de Guatemala, sus emigraciones, territorios, guerras y predominio de la raza quiché.

4. El Corazón del Cielo

Dentro del politeísmo quiché, se otorga este poético nombre al creador:

El Corazón del Cielo […] éste es el nombre de Dios. Así contaban.

5. Los hombres de maíz

Según las narraciones, varios intentos fueron menesteres para la creación del hombre:

«… De tierra, de lodo hicieron la carne [del hombre]. Pero vieron que no estaba bien, porque se deshacía …»

» … Y al instante fueron hechos los muñecos labrados en madera. Pero no tenían alma ni entendimiento …»

«De tzité se hizo la carne del hombre. […] Pero no pensaban, no hablaban con su creador y su formador. Y dicen que la descendencia de aquéllos son los monos que existen ahora en los bosques …»

Finalmente:

De maíz amarillo y de maíz blanco se hizo su carne; de masa de maíz se hicieron los brazos y las piernas del hombre. Únicamente masa de maíz entró en la carne de nuestros padres, los cuatro hombres que fueron creados.

¿Quiénes fueron esos cuatro hombres? Solo el lector habrá de descubrirlo.

6. El inframundo

xibalba_loss

Chi-Xibalbá. Antiguamente, dice el autor P. Coto, este nombre Xibalbay significaba el demonio, o los difuntos o visiones que se aparecían a los nativos. En Yucatán tenía los mismos significados. Xibalbá era el diablo y xibil es desaparecerse como visión o fantasma, según el Diccionario de Motul. Los mayas practicaban un baile que llamaban Xibalbá ocot, o baile del demonio. Para los quichés Xibalbá era la región subterránea habitada por enemigos del hombre.

7. El juego de Pelota

juego_pelota

Las construcciones de Chichén-Itzá y Monte Albán son magníficos ejemplares del valor de este mítico juego. Popol Vuh es, quizá, el único compendio que incluye relatos que involucran la práctica juego.

¿Por qué se practicaba el juego? ¿Quiénes eran dignos de él? Son preguntas que podrían ser resueltas con la lectura del libro.

8. La profecía de la llegada de los Españoles

Dentro de la enumeración de generaciones quichés aparecen Vahxaqui-Caam y Quicab. Durante el reinado de estos príncipes ocurrió, según Ximénez, el suceso del nativo cakchiquel que los quichés recordaban en su baile llamado Quiché Vinac. Este nativo, que era probablemente hijo del rey cakchiquel, llegaba por la noches a insultar a voces al rey quiché, y cuando por fin lo capturaron y estaban a punto de sacrificarlo, anunció la llegada de los españoles con estas palabras:

Sabed que ha de venir un tiempo en que desesperaréis por las calamidades que os han de sobrevenir,  y aqueste mama caixon [viejo amargo, mote dirigido al rey] también ha de morir; y sabed que unos hombres vestidos y no desnudos como nosotros, de pies a cabeza armados, destruirán estos edificios y quedarán hechos habitación de lechuzas y gatos de monte y cesará toda aquesta grandeza de aquesta corte.

9. El Señor Nacxit y la profecía del regreso de Quetzalcoatl

retorno_quetz

Dentro de los relatos de emigraciones del Popol Vuh, aparece el Señor Nacxit. En las Crónicas o Libros de Chilam Balam de Yucatán se habla de la profecía del retorno de Kukulkán-Quetzalcóatl a quien, en dicho documentos, se llama Nacxit-Xuchit.

Plural: 3 comentarios en “Popol Vuh: El libro del génesis mesoamericano en 9 puntos”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.